domingo, 11 de agosto de 2013

Sigue doliendo.

Y aunque la tristeza ya no está
y lo malo quedo atrás,
siempre duele,
el peso del recuerdo,
la ausencia de tus besos,
duele, siempre duele.
Deseo nunca haber vivido
un Noviembre tan frío como aquel.
Y aunque ya quedó en otra hoja,
sigue doliendo,
como el quitar la costra de una herida
que creíste sanada.
Duele, siempre duele




No sé si les pasa que a veces, tenemos el repugnante gusto de revivir esos momentos que dolieron mucho. Yo suelo hacerlo, y no entiendo el por qué.

2 comentarios:

  1. llegue a tu blog de casualidad y encuentro que escribes muy intensamente

    ResponderEliminar

Unas palabras... ♥